miércoles, 18 de diciembre de 2013

este bulto es nuevo

Cuando el miedo recorre las entrañas de aquella que siempre temió aunque nunca tanto como ahora, no hay nada que hacer. En la oscuridad de la noche la existencia se torna, si cabe, aún más insoportable.

Sí, sí. Es verdad

Sí. Es verdad. He estado ocupada y cuando no lo he estado, no me ha dado por escribir. Lo sé.

Este año me he relajado tanto, que me he acostumbrado a no hacer nada.
Trabajo cerca de casa, solo tengo una asignatura en la universidad y el inglés. Estoy encantada por mi actual situación. Necesitaba un respiro.

Lo malo de haberme metido tanta caña durante el año pasado es que se me ha caído el pelo.

Ahora tengo muy pocas cosas en mi cabeza, estoy relajada. La casa, la boda, las saharauis y los niños de acogida de Navarra. Estos son mis intereses. Ni siquiera recuerdo si "estos" se escribe con o sin tilde después de la última modificación. En fin, ya retomaré. Ahora desde luego, no.

viernes, 6 de septiembre de 2013

VOMITONA SIN NINGÚN ORDEN

Cuando estuve en Salamanca en uno de esos viajes que hago sola, conocí a dos chicas. Ellas habían estudiado filología hispánica y yo recientemente terminado el primer curso de esa carrera.

Una de ellas había hecho oposiciones y era profesora de secundaria. Una chica normal, bien maja. La otra chica, oh. Era maravillosa. Conectamos desde el principio. Ella era todo lo que yo quería ser. Llevaba 5 años trabajando como profesora de lengua española para extranjeros, en el extranjero. Cada año cambiaba su destino y había viajado muchísimo. Me habló de los curdos, de idiomas, de culturas, de experiencias... era maravillosa. Daría lo que fuera por volver a encontrarme con ella y estar con ella al menos una tarde más.

Era poco sociable, como yo. Tenía canas y le favorecían tanto... como sucede con las mujeres de carácter. Las canas las hacen interesantes. Le daban miedo los aviones, igual que a mí. Me gustó mucho aquella chica. Me gustó su personalidad, su fuerza y su capacidad para dejar la estabilidad a un lado e irse donde quisiera.

Quiero hacer lo mismo. Quiero decir... no me fui de Erasmus, porque fui idiota y no estudié lo suficiente en la primera carrera que hice. Luego comencé a trabajar con sordos y sordociegos, posteriormente volví a casa, hice oposiciones y ahora me he comprado un piso. Quiero irme, enseñar español en Bremen, en Frankfurt o en Berlín. O en India, o en Argel, o en Brasil, o en Londres.  Ahora más que nunca quiero hacerlo... y no puedo.

Quiero formar una familia pero quiero Berlín. Quiero sacarme un millón de carreras, quiero leer un millón de libros, quiero viajar a un millón de lugares, pero quiero una familia. Y por querer una familia, no tendré Berlín, no tendré un millón de carreras, no leeré libros y no viajaré a un millón de lugares.

No quiero irme permanentemente. Solo quiero tener la oportunidad de irme un par de años, o cuatro. Quiero salir de aquí. Quiero volverla a ver.


TERTULIA CON UN LIBRERO DE SALAMANCA

Paseando por una calle poco transitada de Salamanca, me encontré una pequeña librería y entré.

- Buenos días. Quería las primeras poesías de Borges, en las que sale "Fervor de Buenos Aires".
- Te lo miro en el ordenador.
- Gracias. Fervor de Buenos Aires. Borges.
- ¿Con be o con uve?
- ¿Borges?
- Fervor.
- Uve.
- Vamos a ver... no. Aquí no me sale nada. Echa un vistazo a ver si encuentras algo, moza.
- Sí. Aquí está. Obra poética 1. Del 23 al 29. ¿Cuánto es?
- 7´50 euros, por favor. ¿Quieres bolsa?
- No, gracias.
- ¿Te lo envuelvo?
- No gracias, voy a bebérmelo en cuanto salga.

El librero me miró como si yo estuviera demente. Y tenía razón.

jueves, 5 de septiembre de 2013

Egocentrismo a tope

Y digo yo... ¿por qué sigo estudiando si lo odio tanto? No sé por qué lo hago, pero cuando estoy de exámenes me digo a mí misma que será la última vez y en septiembre no lo puedo evitar. ¡Hala! Que si inglés, que si alemán, que si filología, que si música, que si PT, que si neurologopedia... y lo termino haciendo todo a medias.

Creo que necesito un año sabático (en lo que a estudios se refiere) pero me da miedo oxidarme. Este año, me han regalado 11 aprobados y he suspendido 2, con toda la razón. El domingo tengo los exámenes y no quiero estudiar. No he hecho nada en todo el año y ahora, al empezar a estudiar las dos asignaturas pendientes me doy cuenta de que me cuesta el triple.

Tengo que terminar PT y sacarme el B1 del inglés. No me interesa ni una cosa ni la otra, sin embargo, no tengo elección. Me interesa el alemán y la filología, pero no puedo centrarme en tamaña empresa sin haber terminado previamente la caca mocordo de PT y B1.

Todo esto para decir que voy a suspender las dos asignaturas del domingo y que voy a tener que pagar 900 euros más en la matrícula de octubre. Y a pesar de saber esto, sigo aquí, sin estudiar. Educación física. Desde cuándo hay una asignatura teoríca sobre la educación física? Y luego está el conocimiento del medio natural... sin comentarios.

Hoy no me importa escribir mal. Solo quiero desahogarme.

domingo, 25 de agosto de 2013

ESCRIBO MAL, LUEGO SOY DE MI PUEBLO

Mi pueblo es como un gran planeta gaseoso: no tiene más que satélites. Hace tiempo que ha emergido la moda de escribir como se habla. Sí, gamusinos. Así es. Reivindicamos, mandamos mensajes de apoyo, ponemos carteles de todo tipo... pero lo hacemos mal. "Es que aquí se habla así" me dicen cuando les hablo de las terribles atrocidades que cometen cuando escriben "como hablan". "Se habla así, pero no se escribe así" digo yo. "Pero es que así es como más nuestro". Ojiplática.

Y me enciendo. Me revienta ese "estoy orgulloso de mi pueblo y por tanto puedo hacer con él lo que me de la gana" que no dicen, pero piensan muchos. Queridos satélites: no se escribe uain, sino "orain". No se escribe eskolera, se escribe "eskolara" y por supuesto, no se escribe dire, sino "dira". Y si lo vais a escribir mal, porque aquí se habla así, tened la decencia de escribirlo en cursiva, negrita o yo qué sé, para que los niños en la escuela dejen de hacer redacciones semejantes a vuestros mal redactados cartelitos de marras.

He dicho.

sábado, 24 de agosto de 2013

Sola en el olvido...

Mis niñas han vuelto a la hamada argelina con sus familias y yo me siento perdida, con demasiado tiempo para pensar. Así que ayer me emborraché, arriesgándome a una gran jaqueca, y hoy me siento fatal.

Echo de menos a Malika y Nguia.

viernes, 23 de agosto de 2013

VUELVO SIN MÁS

Hoy, cuando termine de limpiar la casa y guardar en cajas la ropa de mis niñas, me apetecerá estar triste.

viernes, 15 de marzo de 2013

Prometo...

Os he abandonado. Lo siento. No diré que no volverá a ocurrir, porque seguramente, lo volveré a hacer. Volveré a abandonaros, pero... prometo una entrada decente en breve.

Un abrazo gamusinos, me alegra haber vuelto.