sábado, 24 de agosto de 2013

Sola en el olvido...

Mis niñas han vuelto a la hamada argelina con sus familias y yo me siento perdida, con demasiado tiempo para pensar. Así que ayer me emborraché, arriesgándome a una gran jaqueca, y hoy me siento fatal.

Echo de menos a Malika y Nguia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Alados compañeros, vuestro fresco soplo me ayudará a alcanzar el más alto vuelo al que una mariposa puede aspirar.
Dejadme una palabra de aliento, aunque solo sea un soplido.
Y si algo no es de vuestro agrado, naturalmente, también se puede criticar!