domingo, 25 de agosto de 2013

ESCRIBO MAL, LUEGO SOY DE MI PUEBLO

Mi pueblo es como un gran planeta gaseoso: no tiene más que satélites. Hace tiempo que ha emergido la moda de escribir como se habla. Sí, gamusinos. Así es. Reivindicamos, mandamos mensajes de apoyo, ponemos carteles de todo tipo... pero lo hacemos mal. "Es que aquí se habla así" me dicen cuando les hablo de las terribles atrocidades que cometen cuando escriben "como hablan". "Se habla así, pero no se escribe así" digo yo. "Pero es que así es como más nuestro". Ojiplática.

Y me enciendo. Me revienta ese "estoy orgulloso de mi pueblo y por tanto puedo hacer con él lo que me de la gana" que no dicen, pero piensan muchos. Queridos satélites: no se escribe uain, sino "orain". No se escribe eskolera, se escribe "eskolara" y por supuesto, no se escribe dire, sino "dira". Y si lo vais a escribir mal, porque aquí se habla así, tened la decencia de escribirlo en cursiva, negrita o yo qué sé, para que los niños en la escuela dejen de hacer redacciones semejantes a vuestros mal redactados cartelitos de marras.

He dicho.

sábado, 24 de agosto de 2013

Sola en el olvido...

Mis niñas han vuelto a la hamada argelina con sus familias y yo me siento perdida, con demasiado tiempo para pensar. Así que ayer me emborraché, arriesgándome a una gran jaqueca, y hoy me siento fatal.

Echo de menos a Malika y Nguia.

viernes, 23 de agosto de 2013

VUELVO SIN MÁS

Hoy, cuando termine de limpiar la casa y guardar en cajas la ropa de mis niñas, me apetecerá estar triste.