martes, 27 de marzo de 2012

Sacrificios

He abandonado todo aquello que me hacía sentir viva. He sacrificado el clarinete y el piano. Se me ha olvidado la música y con ella, todas las demás artes. Adiós a toda esa catarsis. Estoy deshecha por esto. La música ya no forma parte de mí. Yo ya no soy yo, y mi vida ya no es mi vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Alados compañeros, vuestro fresco soplo me ayudará a alcanzar el más alto vuelo al que una mariposa puede aspirar.
Dejadme una palabra de aliento, aunque solo sea un soplido.
Y si algo no es de vuestro agrado, naturalmente, también se puede criticar!