domingo, 11 de septiembre de 2011

No sabes de ná, vente con la mama

Hay gente que no sabe de ortografía y hay gente que no sabe reconocer en la mirada ajena la necesidad de un abrazo. Ni qué decir tiene que el segundo enunciado es mil veces más preocupante que el primero.

Sigo leyendo Diario de un hombre pálido de Gracia Armendáriz.

1 comentario:

  1. No puedo mirarte de cerca,pero reconozco en tus letras tu mirada.

    desde mi mirada..."abrazo, grande grande"
    beso,tko

    ResponderEliminar

Alados compañeros, vuestro fresco soplo me ayudará a alcanzar el más alto vuelo al que una mariposa puede aspirar.
Dejadme una palabra de aliento, aunque solo sea un soplido.
Y si algo no es de vuestro agrado, naturalmente, también se puede criticar!