viernes, 29 de julio de 2011

¿Sabíais que...

no se puede escapar de uno mismo? Yo no lo sabía. De esas cosas se avisa, hombre. Qué poca consideración por los demás, de verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Alados compañeros, vuestro fresco soplo me ayudará a alcanzar el más alto vuelo al que una mariposa puede aspirar.
Dejadme una palabra de aliento, aunque solo sea un soplido.
Y si algo no es de vuestro agrado, naturalmente, también se puede criticar!