miércoles, 20 de julio de 2011

Hola, pequeños

Soy yo, la del blog. Bueno, en este periodo vacacional que no termina hasta el domingo, me he dado cuenta de que tengo que empezar a ser un poquito más positiva. Este blog da una imagen errónea de mí. Yo no soy tan negativa, así que procuraré no parecerlo a partir de ahora. Para empezar, daré un nuevo look a mi blog, que dejará de llamarse absurda mariposa soñadora y comenzará a llamarse por ejemplo... no sé. Ya se me ocurrirá. No soy absurda y tampoco es que sea tan ligera como una mariposa... jajaja. Lo de soñadora sí, pero es un poco ñoño. Ya no me gusta.

Voy a procurar socializarme más, ser menos intransigente y disfrutar de las cosas que la gente tenga que ofrecerme... Llevo tres días sin leer, sólo visito la ciudad, veo la tele y sonrío. Por la noche voy a un parque al que va también una coadrilla de jóvenes con dos guitarras que se van pasando y pasándoselo en grande. Me encanta.

Así que, voy a escribir ahora mismo, la última entrada con tono negativo. Se titula "Y así hasta hoy".


Cuando volví a este pueblo que amo tanto tanto tantisisisisísimo tras cuatro años en Zaragoza, decidí hacer una especie de máster en danzaterapia. Para eso, tendría que volver a Zaragoza cada dos fines de semana

El plan era suculento: seguiría viendo a mis amigos y además experimentaría con mi cuerpo y aprendería mucho. Pero yo no contaba con que una de las paredes de la sala en la que impartían el máster fuera un espejo gigante.

Aquel espejo me devolvía una imagen de mí que odiaba con todas mis fuerzas. Tenía dos opciones: dejar el máster o aceptarme a mí misma. Por supuesto, dejé el máster y así hasta hoy. A ver si va a ser ésta la raiz de mis problemas...
No. La raiz es otra.

Listo. Última entrada en tono ñoño. Excepto si me da por escribir poesía o cosillas así, pero ya no será autobiográfico... o bueno, al menos será todo lo NO autobiográfico que pueda ser un poema de una egocéntrica... juasssss

Poco a poco iré cambiando la apariencia de mi blog. Paciencia, pequeños gamusinillos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Alados compañeros, vuestro fresco soplo me ayudará a alcanzar el más alto vuelo al que una mariposa puede aspirar.
Dejadme una palabra de aliento, aunque solo sea un soplido.
Y si algo no es de vuestro agrado, naturalmente, también se puede criticar!