martes, 26 de julio de 2011

Decepciones

Muchas. Jajaja. Pero hoy hablaré sólo de las flores del mal. Bueno, no. Tengo otra idea. Voy a releer y dar una segunda oportunidad a Baudelaire. Los Aries nos debemos un respeto, es un acuerdo tácito.

Debería caérseme la cara de vergüenza por hablar así, yo, Doña Nadie, afirmando que Baudelaire es una caca. Pero mira, no, no se me cae... aquí la tengo toda, entre las orejas. He de decir también que para criticar, debería leerlo en francés. No me gusta la poesía traducida. Es como, una broma. Es como un petacho, un arreglo para jactarnos de haber leído a Baudelaire, a Shakespeare, a Rimbaud. No. Así no vale. ¡A aprender idiomas todo el mundo ya!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Alados compañeros, vuestro fresco soplo me ayudará a alcanzar el más alto vuelo al que una mariposa puede aspirar.
Dejadme una palabra de aliento, aunque solo sea un soplido.
Y si algo no es de vuestro agrado, naturalmente, también se puede criticar!