miércoles, 8 de junio de 2011

LOCURAS

Me siento como una demente. Y es que tengo las horas del día programadas al segundo

7:00 suena el despertador. Un poquito más
7:08 suena el despertador otra vez. Un poquito más
7:16 suena el despertador de nuevo Un poquito más. Y así hasta las 8:52 a.m.
8:52 me levanto por fin.
8:53 Me peso en la báscula. No he adelgazado.
9:00 desayuno y cháchara.
9:20 enciendo ordenador
9:30 comienza el estudio.
11:00 me visto y salgo de casa
11:20 llego a la piscina y me pongo el bañador.
11:30 cháchara con la socorrista
11:40 Empiezo a nadar
12:45 hago el largo nº 110. Salgo de la piscina
13:00 monto en el coche y a casa.
13:05 cuelgo los bártulos, preparo ensalada y pescado al micro (es la suerte de estar a dieta, que no pierdo el tiempo en prepararme la comida).
13:15 Como ensalada + pescado + yogur + cola zero.
14:00 Vuelta al estudio
17:00 merienda y preparo mochila de piscina para mañana
17:30 vuelta al estudio.
20:30 FIN! Estiro para ir a correr
21:00 a correr
21:30 vuelta y estirar de nuevo
22:00 cena: lonchas de pavo con queso de burgos + yogur (cena insípida)
22:30 Internet: Bremen, Bonn, Munich, Berlin... lo que se tercie... pero siempre lo mismo
23:00 Tengo que irme a la cama. Un poquito más...
23:30 Gabon pasa.
07:00 Suena el despertador. Un poquito más...

3 comentarios:

  1. Esto...
    ¿Y cuando... vives?

    Un abrazo desde los Pirineos

    Marta.

    ResponderEliminar
  2. Se vive cada momento que se respira...tu corazón late siempre con fuerza.
    y, desdeluego que tú; tienes buenos pulmones.
    desde mi mirada.....tko

    ResponderEliminar

Alados compañeros, vuestro fresco soplo me ayudará a alcanzar el más alto vuelo al que una mariposa puede aspirar.
Dejadme una palabra de aliento, aunque solo sea un soplido.
Y si algo no es de vuestro agrado, naturalmente, también se puede criticar!