domingo, 27 de noviembre de 2011

Términos

Hay un término que me fastidia muchísimo: protohistoria.

No hay nadie

¿A quién no le gusta Eduardo Manostijeras y su banda sonora? Hoy toca limpieza y estoy jaquecosa. Pero toca limpieza.

viernes, 11 de noviembre de 2011

I´m working a lot

I´m starting with the italian language and I´m going to try to have the B1 level in english. See you later, alligator!

sábado, 5 de noviembre de 2011

Neurologopedia

Terminé el trabajo final de máster, así que supongo que en cuanto me lo corrijan y pague la cantidad desorbitada debida, me darán el titulito y seré oficialmente neurologopeda. Sí, gamusinos, sufro de titulitis. Tendré que escribir yo también una patografía? Yo vencí la titulitis, o enamorá de la vida aunque a veces duela: con titulitis también se crece o todos nacemos titulíticos. Ah, no, eso no.

P.D.: Que todas las enfermedades de alrededor sean las titulitis.


BERLIIIIIIIN! ANONE TAS????

Después de mucho tiempo...

Disfrutando de una tarde casera, de internet y de la compañía de mi soledad. De vez en cuando sienta fenomenal. Para redondear este día delicioso, me comería un bocadillo para cenar, pero además de "azaroak 10 arte itxita", tengo piedras en la vesícula y no puedo comer algunas cosas ricas. Todo tiene su lado bueno: tampoco puedo comer coliflor ;)

Un beso, crapulillas, en breve empezaré a escribir en mi otro blog. Hasta entonces sed buenos, aunque no demasiado.

jueves, 20 de octubre de 2011

se me olvidó comentarlo

Se me olvidó comentar que ya terminé de leer la patografía del paliducho. Tardaré mucho en volver a leer por placer. El curso ha comenzado. Edad media, siglo de oro, textos modernos y mucho más. Aunque Omar me dijo una vez que la lectura por placer nunca hay que dejarla de lado.

"Taciturna me hundí en aquel bar, mas...

SOBREVIVIRÉEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE"

Desde este lado del mar... te quiero Yolanda.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Raíces

No, no hablo del título de la foto que mi padre hizo a un árbol y a sus raíces con la que ganó un concurso de fotografía, que puestos a hablar de raíces, menudas raíces, menuda descendencia y menuda decadencia.

En fin. A lo que iba.

La palabra dictador tiene la misma raíz que la palabra dictar. ¿Cuando dicto un texto a un niño disléxico me convierto en dictadora?

Por cierto, ¿quién dictaba los textos al enano moreno (icono de raza aria, por los cojones) que él transmitía al pueblo alemán con esa voz que incitaba al suicidio?


Pasar a los anales

Soy profesora de audición y lenguaje, de música y de plástica. Sí, señores, han leído bien. Como soy un cero a la izquierda haciendo manualidades, dibujitos o cualquier otra empresa que se considere plástica, he decidido culturizar a mis niños: ahora trabajamos con van Gogh. Dependiendo de la edad, colorean sus obras o las reproducen a escala, no sin antes conocer el movimiento postimpresionista y dar unas pinceladas a su biografía.

Hace más de un siglo que murió Vicentito, hace más de un siglo que la historia asegura que se suicidó, hace más de un siglo que todo el mundo está equivocado. Todo el que nació tras la muerte de van Gogh y murió como muy tarde hace unas semanas, habrá vivido sin saber la verdad sobre lo ocurrido. Esto me preocupa. ¿Cuántos de los acontecimientos que nos han contado son verídicos? ¿La información que tenemos es fiel a la realidad? ¿Quién escribe la historia? ¿Hemos de creérnosla? ¿Escribió Lope "atreverse, desmayarse, estar furioso..."? ¿De cuántos accidentes "Prestige" no nos hemos enterado? ¿Escribió Santa Teresa de Jesús "vivo sin vivir en mí"? ¿De verdad se suicidó Sylvia Plath? ¿Por qué se suicidó Alfonsina? ¿Escribió Ana Frank El diario de Ana Frank? ¿De verdad era Darth Vader el padre de Luke Skywalker?

En fin, supongo que nada de esto tiene ya importancia y que, todo el que no vive una época determinada tiene la mala suerte de no conocer la verdad sobre ella. Yo ni siquiera conozco la verdad sobre la mía.

¿Digo a los niños que van Gogh se suicidó, o que su amigo veraneante lo mató? ¿Les cuento que esto huele a lances amatorios entre el hermano del asesino y van Gogh o qué narices les cuento mañana? ¿Qué hago? Definitivamente, cambiaré de pintor. Mañana empezamos con Cézanne.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Amaia y Ainhoa

Mi prima Amaia de nueve años y yo estábamos sentadas cada una en un sofá de casa. Estábamos en silencio absoluto, no había tele, ni música, nada. Estábamos sentadas sobre uno de esos silencios compartidos maravillosos, impensables para cualquier otro niño de nueve años. Ella es como yo. Ella es como yo. Es una preamante de las miradas y amante ya de los silencios. Ama encarecidamente la literatura. Lee con la misma voracidad con la que leo yo. Lee cada día, siempre hay historias leídas e inventadas en su cabeza.

Como decía, estábamos compartiendo ese maravilloso momento de comunicación total en silencio, cuando de pronto me miró y me preguntó: "¿Cómo sería?". No comprendí. Al leer mi incomprensión en la mirada, matizó: "el ladrón de ladrillos. ¿Cómo sería?". Intenté por todos los medios reprimir mis lágrimas de felicidad cuando comprendí que mi prima Amaia de nueve años, estaba hablando conmigo sobre el protagonista de El ladrón de ladrillos de Fernando Aramburu. Hablamos durante largo rato de los ladrillos, de lo alto que los pueblerinos ayudaron a subir a nuestro extraterrestre, de lo divertido que sería participar en una empresa similar. Hablamos de literatura. Siempre hablamos de literatura, pero por vez primera, elogiábamos al mismo autor, al mismo escritor, y lo hacíamos con sinceridad y disfrute. Compartimos la literatura de Fernando Aramburu y pocas veces me he sentido tan orgullosa.

Mi prima Ainhoa, servicial donde las haya, procura a cada momento que todo el que le rodea esté feliz, cómodo y siempre está dispuesta a darlo todo para que así sea. Amante también de las letras, sobre todo las escritas por Geronimo Stilton, cuando se acuesta y cree que nadie la observa ni le presta atención, enciende su lucecita individual (para no molestar a su hermana guindilla que para entonces duerme profundamente con cara de ángel) y lee, lee, lee hasta quedarse dormida con el libro en los brazos. A la mañana siguiente se despierta de la misma manera, sin haberse movido un ápice y tras desayunar, aprovecha los minutos que le quedan antes de ir a la Ikastola para continuar leyendo. Amo a mis niñas. Las amo desde que percibí por primera vez, sus pataditas en el vientre de su madre.

Comparto con ellas tantas cosas... hemos tocado juntas el claro de Luna de Beethoven, lo hemos hecho, lo hemos hecho. Han aprendido a tocar el piano conmigo y lo disfrutan, tocan cuando yo estoy y cuando no estoy, son respetuosas con mi piano, con el teclado que les regalé, acarician la guitarra deseosas de poder sacarle un bueno sonido y cantar una canción, se inventan melodías, tararean la canción de "el marido de la peluquera" de Pedro Guerra que tantas veces me han oído cantar y tocar con la guitarra. "Qué bonita es esa canción, Oihana" me dice mi prima Amaia asomándose por la puerta cuando me ve con la guitarra, con tanto tacto y tan dulcemente para no molestar ni romper el encanto de la música... las amo más que a nada.

Estoy orgullosa de mis niñas. De las dos. Son inteligentes, bondadosas, amantes de la música, de las letras, detallistas, hermosas, trabajadoras, perseverantes. Siendo entre sí tan diferentes, comparten todas estas maravillas, como comparten el día de su nacimiento. Las quiero con locura.


Finados

Lo bueno de los artistas que mueren, es que si no te decepcionaron con su música en vida, ya no podrán hacerlo. Cuando se está vivo se cometen tantas estupideces.

Cada vez escribo tonterías mayores. Me estoy superando a mí misma.

Todo va bien.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Capacidades perdidas

La demencia. Ay, la demencia a veces tan humillante, que permite vigilar el fiordo de Noruega desde un psiquiátrico. Esa demencia que esconde la magia de viajar sin mover un músculo. Definitivamente, estoy asquerosamente cuerda (gracias a Dios) y mi imaginación cría malvas desde que tengo uso de razón. ¿Dónde quedaron mis conversaciones con Charlot?

A veces sueño, literalmente, único modo de soñar que conocía y supongo sigue conociendo, Vorace, que por la noche alzo los brazos y dibujo utilizando solo la yema de mis dedos, cielos mágicos de aurora boreal, como en una caja de arena.

Ya sé cuál es mi problema: tengo la sensibilidad enfermiza de un poeta y la capacidad de crear arte de un orangután.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

No aprendo

Soy de lo que no hay.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Y se murió

Un día, una relación que duró 8 años dijo para sí: "eres un bueno momento para morirme".

Quiero quiero...

No es que quiera ser como Ícaro, quiero ser como Ícaro justo antes de caer.

No sabes de ná, vente con la mama

Hay gente que no sabe de ortografía y hay gente que no sabe reconocer en la mirada ajena la necesidad de un abrazo. Ni qué decir tiene que el segundo enunciado es mil veces más preocupante que el primero.

Sigo leyendo Diario de un hombre pálido de Gracia Armendáriz.

viernes, 9 de septiembre de 2011

Cosas que no me gustan

Me gustaría decirle a la RAE que no me gusta escribir la palabra "solo" sin tilde, porque me confunde, como a algunos les confunde la noche.

Hablando de la noche y de confundir, menudo garrotazo se metió anoche un compañero de esta compañía circense que habito. La madre que lo parió.

mi vida es poco surrealista

Podría, si quisiera, contar mi vida entera y mi sentir valiéndome de citas de poetas, porque todo está ya escrito, todo está ya asquerosamente inventado excepto en el surrealismo.

sábado, 3 de septiembre de 2011

Camino de Santiago

Escribo bajo los efectos de una resaca atroz. Puede salir cualquier cosa. Tenía muchas cosas pensadas, muchas introducciones para esta entrada que tratará sobre el Camino de Santiago, mi Camino de Santiago, pero mi resaca no me permite recordarlas.

Antes de ir, escribí esto en la libretita que llevo en el bolso: "me voy de peregrinaje. Iba a llevarme a Borges pero he decidido finalmente, no hacerlo, porque mi objetivo es socializarme y Borges me quiere para él solito. Estos escritores son de un acaparador..."

Un día antes de ir, decidí que no iba a forzar las cosas. Si no quería socializarme, ¿por qué iba a hacerlo? ¿Por qué iba a desperdiciar unas horas de lectura exquisita por tener un par de conversaciones banales? Por esto, me llevé a Kundera y su insoportable levedad del ser. Con este architítulo en la mochila, nadie se atrevería a acercarse a mí, menos a hablarme del tiempo, ampollas, etc.

Recorría mis kilómetros cada mañana y leía por la tarde. A diferencia de lo que pensé en un primer momento, tuve tiempo para socializarme entre lectura y lectura. Fue divertido hablar del tiempo y ampollas pero también lo fue encontrar gente que supiera hablar de libros.

Cuando caminaba por la mañana, disfrutaba del paisaje, pensaba en kilómetros, en kilos, músculos, en la palabra "herrumbra" del poema de Borges, en Casanova y su "montaña de aguardiente y tarde rojiza", en "eres un buen momento para morirme", en Kundera y su "la tristeza es la forma, la felicidad, el contenido", en que todo está escrito pero puede hacerse de tantas maneras, en la maravillosa levedad del ser, en la insoportable levedad del ser, en la muerte, en las historias enterradas bajo las lápidas funerarias de los pequeños cementerios de los pueblos perdidos del camino, en la vida, en la muerte, en la muerte en vida, en la vida después de la muerte, en Dios, en la Fé, en mi odio por la iglesia, en las historias de mis amigas enterradas, en la vida de algunas personas incineradas, en mí, en mis lágrimas, en el amor, en el adulterio, en la asiduidad del adulterio en las novelas (Kundera, Yates, etc) y en la asiduidad del adulterio en la vida real, en el adulterio en mi vida, en la diferenciación entre sexo y amor, cuerpo y alma, en lo innecesario de ser un experto en lances amatorios cuando se saben conjugar los verbos, en Berlín, en Italia, en aquel señor de Ávila de 59 años que me encontraba a cada etapa con voz de bajo solista al que aprecié desde el primer momento, en la depresión, en la manipulación de la mente de cada uno, en Paolo Buonvino, en Jenkins, en el Salve Regina de Poulenc, en el Vivo per lei interpretado por Bocceli, en Erika Miklosa, en Witney Houston, en cadencias perfectas de composiciones musicales, en Irena Sendler, en Charlott y un sueño reitarado que tenía con él en mi infancia, en "fuenteovejuna lo hizo" de Lope, en "pecado de mis labios" de Shakespeare, en Murakami y sus universos paralelos, en el silencio de las estrellas a las 6 de la mañana, en una higuera y un feto, en Leonard Cohen, en la letra que unos niños de Leitza le escribieron a una niña que pasó a formar parte de las música de las esferas, en esa letra acompañada de la melodía del Aleluya de Cohen y un piano de cola, de mi imagen dentro de las gotas que rompen contra la porcelana del lavabo que escribió el Zoki, en mis niñas, en mi hermano Kenneth, en mi hermana Nahikari, en mi hermano Jon, en mi sentimiento de hija única, en mi permanente insatisfacción, en "que abril se torna oscuro, que no encuentro al verano su abundancia, que encuentro ya divina mi tristeza" de J.R. Jiménez, en "vosotras, moscas vulgares, me evocáis todas las cosas" de Machado (Antonio), en Silvio cantando "ojalá se te acabe la mirada constante, la palabra precisa, la sonrisa perfecta, ojalá pase algo que te borre de pronto, una luz cegadora, un disparo de nieve, ojalá por lo menos que me lleve la muerte, para no verte tanto, para no verte siempre, en todos los segundos. En todas las visiones. Ojalá que no pueda, tocarte ni en canciones", en Ratón y mi enorme parecido con Clara, y con la Maga de Rayuela, y con Débora de Vorace, en el dolor físico, en el cansancio mental, en Neurología y neurociencia cognitiva.

Todo eso, por la mañana.

Llegaba al albergue, me duchaba, comía, agarraba mi i-touch, me llevaba a Buonvino a dar un rodeo por un pueblo casi siempre desierto y llorábamos juntos. Me derrumbaba, lloraba, me sentía tristemente feliz, felizmente triste, todo era tan bello que daba miedo, daba miedo el cáncer, daba miedo cualquier enfermedad que pudiera arrebatarme mi divina tristeza de vivir, no quería morir y volvía a acordarme de Casanova por un lado, y de Vorace por otro. Pensaba en lo insignificantes que somos, en lo manipulables y rompibles que somos los seres humanos.

Volvía al albergue. Caía rendida, dormía, leía, volvía a dormir, volvía a leer. Hablaba con los demás, reía, sonreía, miraba, disfrutaba, recordaba el "es muss sein" de Beethoven para poder continuar los kilómetros del día siguiente.

A cenar, a dormir. Al día siguiente, caminaba por la mañana, disfrutaba del paisaje, pensaba en kilómetros, en kilos, músculos, en la palabra "herrumbra" del poema de Borges, en Casanova y su "montaña de aguardiente y tarde rojiza", en "eres un buen momento para morirme", en Kundera y su "la tristeza es la forma, la felicidad, el contenido", en que todo está escrito pero puede hacerse de tantas maneras, en la maravillosa levedad del ser, en la insoportable levedad del ser...

Así cada día, hasta Burgos.

Volveré, porque tuve que retornar a casa en pleno proceso de aprendizaje.

jueves, 1 de septiembre de 2011

De visita

Yo no puedo comer bombones en el cementerio.

Está usted leyendo...

Está usted leyendo Diario de un hombre pálido de Juan Gracia Armendáriz.

miércoles, 31 de agosto de 2011

Ha terminado usted de leer...

Ha terminado usted de leer After dark de Haruki Murakami.

Pronto escribiré sobre mi Camino de Santiago. Pero hay tanto que contar, hay tanto que pensar... os adelanto, pequeñas chinches, que ha sido una experiencia bellísima, tanto como Berlín.

miércoles, 17 de agosto de 2011

no escribo porque...

No escribo porque este blog ya no debe ser un lamentar continuo y yo estoy en la crisis más grande de mi vida, tal vez por haber comprendido que la gente es cruel y que yo también lo soy. Al menos me gusta mi trabajo... ah, no, que no tengo.

Buenos noches, gamusinos.

miércoles, 10 de agosto de 2011

Pasión ciega

Hagas lo que hagas, y creo que bien te lo he demostrado, Pantera, siempre serás la emperatriz de mis sueños.

martes, 9 de agosto de 2011

Neurología

Es la base de todo, lógicamente. Nos explica el por qué de las adicciones, de los aspectos del lenguaje, de la inervación de la musculatura para cualquier movimiento, de lo aferente y eferente, de los procesos cognitivos, de las relaciones sinápticas... y también nos explica cómo podemos provocar un genocidio neuronal. Pero esto último muchos ya lo saben, no hace falta recurrir a manuales o revistas de neurología.

ya estamos todos

Lo único que le faltaba a nuestra pequeña compañía circense era un puticlub. y ¡VOILÀ!

¿Sabíais que...

cuando alguien se golpea en la cara y al día siguiente aparece con un parche en el ojo no es por el golpe directo en el órgano de la visión, sino por el rebote de la parte trasera del cerebro (lóbulo occipital, encargado de la percepción visual) contra el cráneo?




jueves, 4 de agosto de 2011

Téléfónó

El título está escrito como diríase en Mañolandia. Bueno, al grano. Una tia mía tiene un teléfono como el de esta pared.

Adicciones

Cada uno tiene la suya... la mía eres tú.

Hoy tengo ganas de ti. Y ayer y mañana. Así todos los tiempos verbales.

miércoles, 3 de agosto de 2011

Lleva usted un par de días leyendo...

Lleva usted un par de días leyendo "La insoportable levedad del ser" de Milan Kundera.

lunes, 1 de agosto de 2011

Gaur, euskaraz

Laura Mindegiak Garan idatzitako heriotzari buruzko hausnarketa datorkit gaur burura. Izugarrizko artikulu interesgarria iruditu zitzaidan. Bertan, hilzorian zeukan osaba bisitatzera joan zela kontatzen du eta zein harrituta geratu zen, bizinahia duen gorputzean zehar heriotzaren hedapena hain nabarmena dela ikusita.

Hausnarketara bultzatu ninduen artikuluak. Heriotza hitzak aunitz beldurtzen nau, hare gehiago honi buruzko pentsamenduak burutan izateak.

Laurarentzat ez ezik, niretzat ere ikusgarria da heriotzaren jarduera, izan ere, nire amonaren gorputzaz nola jabetzen zen ikusi nuen. Zorionez, kasu honetan, hedapena nahiko azkarra izan zen eta gorputza gorpu azkar bilakatu zen.

Bitan izan ditut familiarrak hilzorian eta bitan gauza berbera gertatu zait. Azken egunetan, ez nuen beraiekin bakarrik gelditu nahi, momentu horretan hilko ziren beldurrez. Ez dut nire burua egoera horri aurre egiteko gai ikusten.

Lehen erran bezala, heriotzan ez pentsatzen saiatzen naiz baina hasiz gero, eta hitza buruan sartzen zaidanean zaila egiten zait beretaz desegitea eta bizirik dagoen jendearen heriotzean pentsatzen hasten naiz. Nire buruan sortzen ditudan fantasiazko istorio hauetan hiltzen ez den baarra ni naiz. Behin, psikolgo batek erran omen zuen, gure porputzak hila egotearen sentsazioa ez duela ezagutzen eta horregatik, inork ezin duela hila dagoela amestu.

Nire buruak sortzen dituen holokaustoetan ni hilezkorra izateak, teoria horrekin zerikusirik ba ote du? Baliteke. Hala eta guztiz ere, nire ustea honako hau da: edozein pertsonaren heriotzari aurre egiteko gai izango nintzatekela. Edozeinenari, nireari ezik eta hora da nire paranoietan hilezkorra azaltzearen zergatia.

Bukatzeko, Laurak bere iritzizko artikuluan erabilitako azken esaldia aipatu nahi nuke. Berak dio, heriotza ez dadila bere bizian instalatu, bizirik dagoen bitartean. Nik gauza berbera eskatzen diot.

Badakit zuri dagokizula zein ate hiru aldiz jotzearen erabakia, baino kontuan hartu beharreko irizpiderik garrantzitsuena ahaztu egiten zaizu batzuetan: etxeko jabearen bizinahia.

sábado, 30 de julio de 2011

Esto va de jaquecas

¿Por qué mis jaquecas me visitan cada vez con más asiduidad?

Me alegro de que me hagas esa pregunta. Solo por joder, niña.

Quisieraaaaaaaaaa

Quisiera tener a Sheldon como vecino. ¡ZAS, en toda la boca!

Gotelé

Cuando veo gotelé me acuerdo de Benito, Manolo, Madre, Tato y la Adela.

Todo sea por...

Si tuviera que comerme cinco bocadillos, dos helados, una tarta de queso y luego unos pepinillos, lo haría sin pestañear. Todo sea por... ¿por qué he dicho que iba a hacerlo?

viernes, 29 de julio de 2011

Está usted leyendo...

Está usted leyendo Revolutionary Road de Richard Yates.

¿Qué y dónde?

¿Hay hamsters en Amsterdam?
¿Y madrigales en Madrid?
¿Y parisinos en París?
Ah no, esa última no vale.

Crisis

Crisis = oportunidad

Hoy pasará

Tengo hambre y estoy a dieta. ¡ATRACÓN A LA VISTA!

¿Sabíais que...

no se puede escapar de uno mismo? Yo no lo sabía. De esas cosas se avisa, hombre. Qué poca consideración por los demás, de verdad.

Pregunta del millón

¿Por qué no me creo nada cuando en un envase pone sin azúcar? Ah, sí, porque cuando me como el contenido puedo sentir cómo las calorías se adhieren a mis caderas y dicen: "habitaremos aquí por los siglos de los siglos"

jueves, 28 de julio de 2011

Anales

¿Habrá sido premeditado? ¿Lo habrá hecho para pasar a formar parte del Club de los 27? Tal vez, un poquito sí.

Golpecillo en la cerviz

Me aprendo el mapa de las áreas cerebrales de Brodmann y sus funciones en una sola tarde, pero he tardado 25 años en darme cuenta de que allá donde vaya seguiré estando yo y por tanto, mis problemas.

Mis pinreles

Tengo los pies demasiado grandes para ser una chica... corriente. ¡¡YUPIIII!!

miércoles, 27 de julio de 2011

A veces...

A veces me siento sal en un yogur, es decir, siento que soy una confusión, que es lo que inventó Confucio. Estos chinos tienen unas cosas que, vamos.

¿Sabéis cuando...

¿Sabéis cuando ves a todo el mundo fumando y comiendo cosas ricas? Ah, pues yo no. No sé de qué me hablas.

Entrada ilustrativa

A ver, niños, medios tonos de la escala. MI FAntasma SIgue DOrmido.

Habemus Papam

Habemos pocos, sí sí, pero habemos.

martes, 26 de julio de 2011

me gustan las cicatrices

A veces pican y en determinadas situaciones hay que esconderlas, pero son muestra implacable de haber vivido.

Yo tengo dos: una en el corazón y la otra en la mano. Ambas me encantan.

Decepciones

Muchas. Jajaja. Pero hoy hablaré sólo de las flores del mal. Bueno, no. Tengo otra idea. Voy a releer y dar una segunda oportunidad a Baudelaire. Los Aries nos debemos un respeto, es un acuerdo tácito.

Debería caérseme la cara de vergüenza por hablar así, yo, Doña Nadie, afirmando que Baudelaire es una caca. Pero mira, no, no se me cae... aquí la tengo toda, entre las orejas. He de decir también que para criticar, debería leerlo en francés. No me gusta la poesía traducida. Es como, una broma. Es como un petacho, un arreglo para jactarnos de haber leído a Baudelaire, a Shakespeare, a Rimbaud. No. Así no vale. ¡A aprender idiomas todo el mundo ya!

Aviso a macrocéfalos

¡Eh! A nuestra masa cerebral he dicho, no al tamaño del cebollón. No confundamos...

¿Sabíais que...

nuestra inteligencia es directamente proporcional a nuestra masa cerebral? Pues ya lo sabéis.

Mi pueblo

Cada vez se parece más a una compañía circense: un presentador que da risa, payasos que dan pena, musculitos que no hacen la "o" con un canuto y animales por doquier.

Está usted leyendo...

Está usted leyendo El vigilante del fiordo de Fernando Aramburu.

lunes, 25 de julio de 2011

No todo está perdido

Cuando alguien hace un viaje es frecuente dar por hecho que su objetivo era el de visitar nuevos lugares. La primera pregunta suele ser ¿adónde vas? Y muy pocas veces ¿cuál es la finalidad de tu viaje? En mi caso, la segunda pregunta es de una importancia suprema.

Sinceramente, poco me importan los lugares a los que voy. No soy muy aficionada a la arquitectura aunque reconozco que me encantaría saber más. No soy amante de las ciudades, o pueblos, o montañas, o mares. No es lo que busco en un viaje.

Cuando viajo tengo rituales. Tras llegar al hostal, dejo mis cosas, cojo el bolso con las gafas de sol, botellín de agua y Nolotiles y salgo a callejear. Callejeo hasta que el sol amenaza con esconderse o hasta encontrar una plaza, un banco de piedra, un edificio que tomaré como referencia el resto de mi estancia allí. Ése. Ése es el momento. Me siento, miro alrededor, huelo, cierro los ojos, escucho, toco y hago todo tipo de cursiladas que las soñadoras ñoñas hacemos cuando nos sentimos bien, cuando nos sentimos por primera vez en mucho tiempo, como en casa.

Tardo un par de días en sacar el mapa por vez primera y un par más en sacar un libro. Ninguneo, sonrío, amedrento, hablo, callo, canto, salto… me convierto en un estampado variopinto y sólo (ahora va sin tilde, ¿no es cierto?) pienso en mí, en mis sentires y analizo mis comportamientos en diversas situaciones. También pienso en las personas que me rodean, en lo que me aportan y en por qué sigo cerca de ellas cuando no me aportan nada.

Otro de los rituales es el de no decir adónde voy hasta que ya he vuelto. De este modo me siento más libre, sin presiones, me siento ignorada, siento que si nadie sabe dónde estoy, nadie podrá quitarme el aire para respirar. Y creedme, gamusinillos, que se respira mejor.

Mis viajes tienen una duración de dos o tres semanas e intento comprender mi carácter, limar asperezas, este tipo de cosas para evolucionar, que es en definitiva, a lo que aspiro en la vida junto a la felicidad. Tengo mucho que aprender, pero me gusta el camino que he escogido.

Sin la Internet, sin la música, es más fácil pensar. Poco a poco voy desprendiéndome de mi carga y soy cada vez menos acémila. Oh, qué maravilla. Es entonces y sólo entonces cuando empiezo a disfrutar de lo que me rodea al tiempo que recuerdo versos como “Oh, tardes merecidas por la pena” o “aquel brillo desesperado y final que herrumbra la llanura cuando el sol último se ha hundido”.

En definitiva, mis viajes sirven para pensar, mejorar, leer, disfrutar, blam, blam, blam. Pero esta vez ha habido algo más. Ha habido mucho más. He conocido a dos chicas, una de ellas espectacular. Alquilamos un coche y nos fuimos de ruta turística a visitar los alrededores. Reitero que no son los lugares lo que me atrae de los viajes sino lo que éstos me aportan. En este caso, esos lugares me regalaron las conversaciones más interesantes de mi vida, silencios compartidos con alguien que a pesar de haber conocido horas atrás, parecía llevar conmigo toda la vida.

Me he socializado. Pero no sólo eso. He compartido mi tiempo, mis conocimientos y ella compartió todas sus experiencias conmigo. Nos regalamos miradas y sonrisas cómplices. Sentí que yo ere el reflejo de su espejo y ella era el reflejo del mío. Pero haciendo mías las palabras de Ende en La Historia Interminable diré que “ésa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión”.

Querida compañera:

¿Incomprendidas? Sí.

¿Aburridas? Ni modo.



miércoles, 20 de julio de 2011

Hola, pequeños

Soy yo, la del blog. Bueno, en este periodo vacacional que no termina hasta el domingo, me he dado cuenta de que tengo que empezar a ser un poquito más positiva. Este blog da una imagen errónea de mí. Yo no soy tan negativa, así que procuraré no parecerlo a partir de ahora. Para empezar, daré un nuevo look a mi blog, que dejará de llamarse absurda mariposa soñadora y comenzará a llamarse por ejemplo... no sé. Ya se me ocurrirá. No soy absurda y tampoco es que sea tan ligera como una mariposa... jajaja. Lo de soñadora sí, pero es un poco ñoño. Ya no me gusta.

Voy a procurar socializarme más, ser menos intransigente y disfrutar de las cosas que la gente tenga que ofrecerme... Llevo tres días sin leer, sólo visito la ciudad, veo la tele y sonrío. Por la noche voy a un parque al que va también una coadrilla de jóvenes con dos guitarras que se van pasando y pasándoselo en grande. Me encanta.

Así que, voy a escribir ahora mismo, la última entrada con tono negativo. Se titula "Y así hasta hoy".


Cuando volví a este pueblo que amo tanto tanto tantisisisisísimo tras cuatro años en Zaragoza, decidí hacer una especie de máster en danzaterapia. Para eso, tendría que volver a Zaragoza cada dos fines de semana

El plan era suculento: seguiría viendo a mis amigos y además experimentaría con mi cuerpo y aprendería mucho. Pero yo no contaba con que una de las paredes de la sala en la que impartían el máster fuera un espejo gigante.

Aquel espejo me devolvía una imagen de mí que odiaba con todas mis fuerzas. Tenía dos opciones: dejar el máster o aceptarme a mí misma. Por supuesto, dejé el máster y así hasta hoy. A ver si va a ser ésta la raiz de mis problemas...
No. La raiz es otra.

Listo. Última entrada en tono ñoño. Excepto si me da por escribir poesía o cosillas así, pero ya no será autobiográfico... o bueno, al menos será todo lo NO autobiográfico que pueda ser un poema de una egocéntrica... juasssss

Poco a poco iré cambiando la apariencia de mi blog. Paciencia, pequeños gamusinillos...

lunes, 11 de julio de 2011

decisiones de última hora

Acabo de decidir que no me llevaré maleta al viaje. Sólo portátil y un par de libros, por si acaso.

Bragas? Pa' qué?

También me llevaré cepillo de dientes dientes, que es lo que les jode!!!!!


gua gua no es un autobús tinerfeño

GUAAAAAA GUA GUA GUA GUA GUA GUAAAAAA! (r gutural incluída)

Los que no conocéis a la persona que canta esto de borrachera, no podéis saber de qué canción se trata.

a vosotros...

Malos pensamientos que no me dejáis dormir... si me queréis... IRSE!

esto...

Contar cabrones se me da mejor que contar ovejas.


parecidos

Me parezco mucho al muñeco de michelín por lo simpático, claro está. juas!
Me voy de viaje. Raíles, no neumáticos.

domingo, 10 de julio de 2011

Fotos de Berlín 2009

Click en cada foto, para verlas en grande.





sábado, 9 de julio de 2011

Hoy necesito escribir

Y no tengo nada que contar. Pero me da la sensación de que mi cabeza es un caos. Las cosas se me escapan de las manos, no tengo control sobre mis pensamientos ni mis sentimientos. Sólo vienen, anidan en este caos mental y ocupan espacio. No ayudan al orden de las ideas. Es como cuando hay muerte neuronal. Las neuronas necrosadas siguen ahí, ocupando un espacio y no ayudan a nada, más bien lo contrario.

Quiero escribir y no puedo. Porque no sé lo que quiero escribir. No sé lo que siento, no sé lo que pienso. Estoy ausente todo el rato y si no estoy ausente, estoy a la espera de que alguien me haga más llevadera esta mierda de ... esta mierda. La gente no me gusta. No me gustan sus miradas. Son todas de mentira.

He hablado una hora por teléfono con mi amiga tarántula. Y he hablado mucho, pero creo que no he dicho nada. O a lo mejor he dicho muchas cosas, pero no he sacado nada en claro. Tengo que pensar más. Racionalizar todo, porque entre tanto sentir, me vuelvo loca.

Tengo hambre todo el rato y no me gusta tener hambre. Es algo tan.... humano, tan normal, tan vulgar, tan ordinario, tan trivial.

Escribo y no sé lo que escribo. Hoy he visto a Omayra Sanchez. Sabía de su historia, desde muy pequeñita. Mi madre me la contó algunas veces, pero nunca me había visto con fuerzas de ver las imágenes y escuchar su voz. Hoy, tenía menos fuerzas que nunca y por eso he visto los videos. No tengo palabras para expresar lo que mis lágrimas han sentido. Es más, me da asco... joder, cómo explico esto, maldita sea mi atrofiada capacidad de lenguaje! Me siento mal diciendo que he llorado, diciendo que me ha faltado el aire, diciendo que me he sentido triste, que me he sentido mal, viéndola. Porque mi dolor, por mucho que para mí haya sido el más horroroso, nunca podrá asemejarse a lo que ella vivió durante aquellas horas. No tengo derecho a decir que me ha dolido lo que he visto, porque sigo en mi sofá, con mi portátil, con la tele encendida, luz, coca cola zero, comida y estoy viva y me doy asco porque tengo de todo y aquella niña murió, como mueren muchos niños y como se apagan las miradas de muchos niños que no mueren. No tengo derecho a que mis ojos se apaguen estando vivos... porque otros no tuvieron mi suerte, maldita sea!!!! Otra vez, ni coherencia ni cohesión. Viene a ser rutina esto ya, coño. Malhablada! Sí, un poco.

Mi cabeza es un caos. No pienso nada y siento mucho. O pienso mucho y no siento nada. Me da miedo pensar demasiado porque no sirve de nada. Me da miedo pensar demasiado porque dejo de sentir las cosas. Y me da miedo sentir, porque cuando siento, no puedo parar y ya nada importa, más que lo que siento. Ya no importa la razón, ya no importa lo que debe o no debe ser.
No entendéis nada, verdad? Tranquilos, pequeños amigos errantes. Yo tampoco.

Ojalá pudiera expresar lo que quiero expresar, pero cómo cojones lo voy a hacer si no tengo ni idea de lo que quiero? Necesito que alguien me diga qué pensar y cómo ordenar mis ideas. Estoy bastante perdida ahora. Todo se me escapa de las manos. Tengo un paisaje inmenso delante de mí, ni un sólo sendero y mucho barro. Así que estoy de pie, quieta mirando y mirando, sin poder dar un paso adelante.

Quiero buscar una canción que ponga palabras y sobre todo acordes, a lo que siento hoy, pero no hay ninguna, no existe, aún no está inventada. Tal vez deba ir al piano y componer lo que nadie compuso nunca...

viernes, 8 de julio de 2011

Pensat y fet

Hace hora y media que he pensado que el lunes me voy de vacaciones hasta el 28. Acabo de hacer las reservas pertinentes. Desaparezco!!!!!!!!!! Después de las reservas ya me siento un poquito más invisible y ya respiro mejor!!!!!!!!

Ausgezeichnet!!!!!!!!!!!

ooooooooh doble.

No plaza, vaya por Dios.

En fiestas es imposible adelgazar.

jueves, 30 de junio de 2011

Mensaje subliminal

plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza, plaza y así hasta el infinito.

lunes, 27 de junio de 2011

Me encanta mi jaqueca...

Es siempre tan oportuna...

viernes, 24 de junio de 2011

miércoles, 22 de junio de 2011

Perdóname

Perdóname Yolanda, no era mi intención decir lo que dije y sobre todo, decirlo como lo dije. Perdóname. Siento haberte ofendido. Eres lo mejor que me ha pasado en los últimos años.

Te quiero con premeditación, alevosía y sin piedad... SIEMPRE.

viernes, 17 de junio de 2011

Alea jacta est

Que sea lo que Dios quiera y que la suerte me acompañe.

miércoles, 15 de junio de 2011

Dorian Gray

Por fin he comprendido por qué a veces aborrezco mi blog. Porque es el vivo retrato de mi ignorancia.




Por cierto! en uno de esos ratos que me he desesperado en la biblioteca he ido a la sección de poesía, claro, y me he encontrado un libro de poesía satírica, he abierto y he leído un poema cojonudo. "ni fu, ni fa" se llamaba, no sé de quién era, ni he indagado más por miedo a no volver a pegar el culo en la silla de la que no debía levantarme... así que cuando terminen las opos, volveré a por él y os cuento.

martes, 14 de junio de 2011

un cuarto de siglo


Y siguiendo con Borges, hoy se cumplen 25 años de su muerte.

domingo, 12 de junio de 2011

mañana me compro a Borges

y su "Fervor de Buenos Aires". Esto es demasiado. Creo que Borges podría con sus letras llegar a provocar en mí lo mismo que provoca Buonvino con sus cadencias perfectas.

y es que, todos somos seres humanos, pero algunos son más seres humanos que otros...

Aquí va otra delicia:


Habré de levantar la vasta vida
que aún ahora es tu espejo:
cada mañana habré de reconstruirla.
Desde que te alejaste,
cuántos lugares se han tornado vanos
y sin sentido, iguales
a luces en el día.
Tardes que fueron nicho de tu imagen,
músicas en que siempre me aguardabas,
palabras de aquel tiempo,
yo tendré que quebrarlas con mis manos.
¿En qué hondonada esconderé mi alma
para que no vea tu ausencia
que como un sol terrible, sin ocaso,
brilla definitiva y despiadada?
Tu ausencia me rodea
como la cuerda a la garganta,
el mar al que se hunde.

J.L.B


sábado, 11 de junio de 2011

Mi primer poema de Borges: despedida

Hace 4 años leí "historia universal de la infamia" de Borges. Decidí que Borges me caía mal. Y que me caería mal siempre. Me equivoqué, como de costumbre. "pienso, luego me equivoco" juas... tengo una facilidad increible para estropear las citas de los demás.

Hace 2 años, decidí que iba a volver a pensar en Borges. Busqué en youtube. Encontré una entrevista que le hicieron, 6 años antes de que yo naciera (y de que él muriera). Su hechura me enterneció. Y en un momento de la entrevista, dijo: "ayer soñé que me moría". Me enamoré de aquel hombre tan simpático de 80 años.

Hace un año leí "El Aleph" y pensé: joder, no hay manera. No puedo, no puedo (Lo mismo me pasó con "la memoria olvidada" del gran Casanova, obra que ahora me encanta).

En un desesperado y último intento por disfrutar de Borges, vagué por internet y... SÍ!!!! Encontré la llave del candado !


Es un lujo, es un placer, poder disfrutar de algo que fue creado antes de que yo naciera. Es como... mágico. No creéis? No me hagáis caso, mariposas errantes, la mariposa soñadora hoy está atontada perdida. Será por el (o la?) maratón de conciertos que hemos tenido hoy.

En fin, es bonito saber que en abril y mayo del 86, yo vivía y él también.

Os dejo aquí, esta maravilla:


Entre mi amor y yo han de levantarse
trescientas noches como trescientas paredes
y el mar será una magia entre nosotros.

No habrá sino recuerdos.
Oh tardes merecidas por la pena,
noches esperanzadas de mirarte,
campos de mi camino, firmamento
que estoy viendo y perdiendo...
Definitiva como un mármol
entristecerá tu ausencia otras tardes.

jueves, 9 de junio de 2011

Sabíais que...

la vida empieza entre lágrimas y caca ?

Pues ya lo sabéis.

Juasssss


Desmayarse

Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso;

no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso;

huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor süave,
olvidar el provecho, amar el daño;

creer que un cielo en un infierno cabe,
dar la vida y el alma a un desengaño;
esto es amor, quien lo probó lo sabe.

Felix Lope de Vega y Carpio

miércoles, 8 de junio de 2011

LOCURAS

Me siento como una demente. Y es que tengo las horas del día programadas al segundo

7:00 suena el despertador. Un poquito más
7:08 suena el despertador otra vez. Un poquito más
7:16 suena el despertador de nuevo Un poquito más. Y así hasta las 8:52 a.m.
8:52 me levanto por fin.
8:53 Me peso en la báscula. No he adelgazado.
9:00 desayuno y cháchara.
9:20 enciendo ordenador
9:30 comienza el estudio.
11:00 me visto y salgo de casa
11:20 llego a la piscina y me pongo el bañador.
11:30 cháchara con la socorrista
11:40 Empiezo a nadar
12:45 hago el largo nº 110. Salgo de la piscina
13:00 monto en el coche y a casa.
13:05 cuelgo los bártulos, preparo ensalada y pescado al micro (es la suerte de estar a dieta, que no pierdo el tiempo en prepararme la comida).
13:15 Como ensalada + pescado + yogur + cola zero.
14:00 Vuelta al estudio
17:00 merienda y preparo mochila de piscina para mañana
17:30 vuelta al estudio.
20:30 FIN! Estiro para ir a correr
21:00 a correr
21:30 vuelta y estirar de nuevo
22:00 cena: lonchas de pavo con queso de burgos + yogur (cena insípida)
22:30 Internet: Bremen, Bonn, Munich, Berlin... lo que se tercie... pero siempre lo mismo
23:00 Tengo que irme a la cama. Un poquito más...
23:30 Gabon pasa.
07:00 Suena el despertador. Un poquito más...

jueves, 31 de marzo de 2011

he dicho.

La vida es un errar continuo.
Qué más da, saber si me irá bien en Berlín o no? Lo importante es que quiero ir y que soy feliz pensando en que un día iré. Y seré feliz paseando por friedrichstrasse hacia Pariser platz. Y cuando esté allí, seré feliz buscando una biblioteca llena de literatura española, y después conociendo a gente que comparta mis aficiones y así se pasa la vida y se viene la muerte tan callando... y una es feliz viviendo, buscando y muriendo siendo libre, sin plantearse una y otra vez el significado de todo lo que le rodea.

miércoles, 30 de marzo de 2011

Amigos para siempre

Presenté un microrrelato a un concurso hace un tiempo, convocado por la editorial Hipálage. No he ganado, por supuesto, pero han seleccionado mi microrrelato, junto con otros 341 de 876, que publicarán recogidos todos en un libro con el título "Amigos para siempre" (ISBN: 978-84-96919-37-2).


Yo me lo voy a comprar, por supuesto.

Me siento feliz... para mí significa mucho.

martes, 22 de marzo de 2011

Rodamos

Tengo un cacao mental grande grande...

Y como me apetece poco pensar en ello, me paso el día escuchando al nuevo descubrimiento "second". Porque Buonvino me duele demasiado y últimamente quiero ser alegre.

P.D.: me importa poco que no os guste.

juassss juasss.... iiiiiiiiiiiijijijiji. Jajajajajajaaja... muaaaaaaaaa muaaaaaaa!

domingo, 13 de marzo de 2011

Caos temático

Bueno bueno. Aquí estamos, una vez más. Hoy tengo varias cosas que decir.
Cada vez que voy a Barcelona vuelvo con un millón de cosas que contar... pero siempre guardo las historias para algún fin literario... así que siemrpe termino por no escribir aquí.

Primeramente, me gustaría recordar a todo el mundo y sobre todo a mí misma que aunque me pase el día quejándome, me siento tremendamente feliz de la vida que llevo y de la mayoría de los que me rodean. Tengo una familia maravillosa.

Punto número dos. En una película que vi hace poco, cada uno de los personajes decía una palabra que le describiera. Cada uno tenía una palabra... a mí me es imposible describirme con una palabra. Necesito dos. Mis dos palabras son: veleta y procrastinación. Me definen perfectamente. Esa soy yo.

Hoy, durante el trayecto del tren, tiempo que disfruto enormemente, he llegado a las siguientes conclusiones:

- Necesito amigos logopedas cerca. Dios, cómo disfruto hablando de lenguaje y cerebro con mis compañeras... cómo nos reímos cuando hacemos bromas que la gente que no es logopeda no cuele comprender... me encanta. Pero están algo lejos. Así que, necesito amigos logopedas cerca.

- Mi falta de socialización roza la patología. Esta mañana he descubierto que prefiero estar sola y el silencio a una conversación banal... y a veces está muy bien... pero todo en su justa medida. Tengo que intentar hablar más.

- Creo que Julio Cortázar tomaba drogas cuando escribió Rayuela. Porque si no, no me lo explico.

- Me gusta la gente normal. Me atrae la gente normal. No que no va de sabiondilla. Me gusta la gente humilde, la que cuando no sabe algo, dice que no lo sabe. La gente asertiva me gusta, me gusta aprender de ella. Me gusta la gente normal, pero no es habitual encontrarse con gente así.

- Me asusta la gente con poca autoestima, porque no sé de lo que es capaz.

Como veis, muchas cosas, sin coherencia ni cohesión, pero los domingos por la noche suelen ser así.

La veleta hoy está contenta.


Hoy todo es perfecto.



viernes, 4 de marzo de 2011

Gordi

Corti Corti Corti, menticorti.
Corti Corti Corti, cortisona.

Se avecina un inminente aumento de peso y volumen...

jueves, 3 de marzo de 2011

BUSCANDO SU SITIO


AHÍ ESTÁN MIS NEURONAS, SALTANDO CUAL PIOJOS, DE UN HEMISFERIO CEREBRAL AL OTRO, BOING, BOING, BOING, Y MIENTRAS SIGUEN BUSCANDO SU SITIO, A MÍ NO ME FUNCIONA LA CABEZA Y ME ESTAMPO CONTRA LAS FAROLAS.

miércoles, 2 de marzo de 2011

ENFERMITA

SI POR CADA VEZ QUE ME SONARA LOS MOCOS PERDIERA UNA NEURONA, YA NO SABRÍA ATARME LOS ZAPATOS.

JUAS

martes, 1 de marzo de 2011

Día de hoy

Rojo que te quiero rojo,
verde verde marihuana...

jueves, 24 de febrero de 2011

domingo, 30 de enero de 2011

Bueno...

Bueno... Berlín sí.

viernes, 28 de enero de 2011

el día de hoy

El día de hoy ha sido peor que horrible (y no tiene nada que ver con mi estado de salud). Si no estuviera enferma también habría sido un día pésimo. Mañana máster: afasias... mi pasión después de los implantes cocleares y MVT. Y no voy a ir. Porque hace tiempo que dejé de tener fuerzas para seguir adelante. No quiero seguir adelante... quiero quedarme aquí, ahora, para siempre. No soporto el tik tak tik tak, me provoca ansiedad y me entristece. y no quiero nada, ya. No quiero nada. Flotar. No quiero tener frío, ni calor, ni cosas en mi cabeza, ni sentirme bien, ni sentirme mal. No quiero nada. Es que no quiero nada, no quiero nada! Joder!!!!!

Ni Buonvino, ni implantes, ni afasias, ni murakamis, ni vestidos, ni zapatos, ni cremas, ni comida, ni agua, ni animales, ni conversaciones, ni nicotina, ni amantes, ni padres, ni amigos, ni trabajos, ni lenguaje, ni comunicación, ni miradas, ni libros, ni trenes, ni estaciones, ni Berlín, ni hostias.

Qué poco me importa últimamente todo y todos... me importa tan poco, que me asusta...ría si me importara.

viernes, 7 de enero de 2011

No es nuevo

Hace tiempo que me aburren los que nunca me habían aburrido...
Me aburren mucho mucho mucho. Y ya no me transmiten nada. Algunas cosas han perdido todo su encanto. No hay que forzar las cosas... desisto.

martes, 4 de enero de 2011

Me he enamorado...

Me he enamorado de Amanda Moore.