martes, 1 de junio de 2010

Veneno

Estoy tremendamente enfadada. Demasiado enfadada para escribir. Sé que podría derrumbar al más fuerte con mis palabras esta noche a pesar de mi atrofiada capacidad de lenguaje, sin embargo, si algo he aprendido con los años es a cerrar el piquito y alimentar mi odio, eso sí, por dentro, vaya a ser que se pudra algo que no sea yo.

Hoy me autorrecito este poema escrito por Eduardo Marquina , porque me apetece. He dicho.

"A ti, por quien moriría, me gusta verte llorar.
En el dolor eres mia, en el placer te me vas."

Esto para continuar con la autoflagelación, para llegar al zenit del dolor, la música de Buonvino siempre me ayuda, bien a vivir, bien a morir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Alados compañeros, vuestro fresco soplo me ayudará a alcanzar el más alto vuelo al que una mariposa puede aspirar.
Dejadme una palabra de aliento, aunque solo sea un soplido.
Y si algo no es de vuestro agrado, naturalmente, también se puede criticar!