jueves, 24 de junio de 2010

Tostada y mermelada

Es por todos más que sabido que si una tostada ha de caer al suelo, caerá por el lado de la mantequilla y mermelada de fresa, y si cabe la posibilidad de que aterrice en la recién comprada sandalia blanca de tela, ahí caerá, no os quepa duda.

Cuando parece que todo va mal, cuando creemos que ya no hay escapatoria, que no podríamos estar pasándolo peor, que nada empeorará la situación actual... alados compañeros, es que todo puede ir aún peor. Me atrevo a decir que todo puede ir y de hecho irá peor!

Y para salir de este bucle de malestar y agonía, no hay palabras de aliento que valgan, no hay fórmulas mágicas, esto depende de la capacidad que tenga cada uno de mentirse a sí mismo y de ver únicamente aquello que se quiera ver...

Así que cuando creáis que no hay salida, cuando creáis que nada puede ir peor, estaréis en lo cierto, sin embargo, deberéis engañaros a vosotros mismos, deberéis creer que todo puede mejorar, y tarde o temprano todo mejorará si lo deseáis con fuerza... lo veis? LLevo años autoengañándome y aún me funciona, porque me acabo de creer mis palabras.

Y ahora sigo mirando la sangre de mi virginal sandalia.

Y se nos van, se nos van, se nos van los que valen la pena, se nos van, nos dejan, los ignorantes nos quedamos y los malos nos machacan. Y se nos van los que valen, los que saben, los que todo lo merecen, y siguen marchándose, y dejan en malas manos sus creaciones y conocimientos, y nosotros ignorantes, no vemos más allá, y los malos nos convierten en infelices y en más ignorantes si cabe, y los buenos se nos van, se nos van, se nos van los buenos.

1 comentario:

  1. Te leo y te releo y te aseguro que estoy totalmente de acuerdo contigo y se nos van los buenos, se nos van totalmente y aunque tambien soy devota del autoengaño de las mejoras futuras y de los cambios a mejor, por sistema lo hago, si si, deprimirme lo ultimo... me cuesta lo mismo reirme de mi misma, ya sabes, pero si que si, se no van cielo, se nos van.

    Un besazo

    ResponderEliminar

Alados compañeros, vuestro fresco soplo me ayudará a alcanzar el más alto vuelo al que una mariposa puede aspirar.
Dejadme una palabra de aliento, aunque solo sea un soplido.
Y si algo no es de vuestro agrado, naturalmente, también se puede criticar!