miércoles, 9 de junio de 2010

Piano en modo menor, como siempre

Iba a escribir sobre la sonata Claro de luna de Beethoven, luego sobre el poema Claro de Luna de Efrén Rebollado, luego sobre el Beso de Safo también de Efrén Rebollado, luego de un cuadro de Dalí que me encanta, luego de Munch y su grito expresionista (verlo encabeza mi lista de "cosas que debo hacer antes de morir") y al final termino con esto. Qué típico en mí, madre mía, da asco ser tan predecible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Alados compañeros, vuestro fresco soplo me ayudará a alcanzar el más alto vuelo al que una mariposa puede aspirar.
Dejadme una palabra de aliento, aunque solo sea un soplido.
Y si algo no es de vuestro agrado, naturalmente, también se puede criticar!