viernes, 28 de mayo de 2010

Huele como siempre

Estoy en Zaragoza. Y huele mal, como siempre. Sabeis por qué los olores nos recuerdan a las situaciones ya vividas y nos hacen revivirlas? Porque el olfato está cerca del recuerdo en el cerebro y esto es así, no me lo he inventado, que lo dicen los que saben.

He vuelto, he vuelto a Zaragoza. He vuelto a emocionarme al mirar los ojos de algunos niños que hacía 2 años que no veía. He vuelto a llorar al ver las ganas de saber de esas miradas gigantes en esas caras pequeñas. Me he vuelto a extremecer al sentir ese cosquilleo en la tripa cuando caminaba de noche hacia casa y sentía Zaragoza dentro de mí.

Ay, Dios!!!! Zaragoza me entristece sobremanera y me encanta. Es un entristecer mágico.

Estoy en la facultad. En mi facultad. Una chica con una zapatilla de cada color está sentada junto a mí, en el ordenador de al lado. Muchas caras conocidas y muchísimas más, desconocidas. Mucho "qué pasa có", mucho acentico a final de palabra y sobre todo de frase... también aquí huele como siempre.

Me muero por volver.

1 comentario:

  1. Definitivamente los olores identifican personas, lugares, cosas, momentos... Yo también suelo ponerme a soñar mágicamente con ciertos olores, y cuando recuerdo algo, el olor de ese recuerdo lo puedo percibir claramente. Yo también extraño un lugar, al que fui hace poco y también muero por volver allá... por alguna razón, cuando pienso en eso, siento su aroma de tranquilidad y naturaleza.

    Abrazos!

    ResponderEliminar

Alados compañeros, vuestro fresco soplo me ayudará a alcanzar el más alto vuelo al que una mariposa puede aspirar.
Dejadme una palabra de aliento, aunque solo sea un soplido.
Y si algo no es de vuestro agrado, naturalmente, también se puede criticar!