lunes, 31 de mayo de 2010

Me acuerdo de ella




Hoy, una vez más, me he levantado recordando a la joven soñadora de 18 años que asesinaron entre los dos muros de Berlín poco antes de su caída. Qué sentiste, pequeña, al escuchar el primer disparo al aire, el segundo más cerca y por último el que te dió alas para formar parte de la eternidad? Llorabas, reías, vivías, morías?

viernes, 28 de mayo de 2010

Huele como siempre

Estoy en Zaragoza. Y huele mal, como siempre. Sabeis por qué los olores nos recuerdan a las situaciones ya vividas y nos hacen revivirlas? Porque el olfato está cerca del recuerdo en el cerebro y esto es así, no me lo he inventado, que lo dicen los que saben.

He vuelto, he vuelto a Zaragoza. He vuelto a emocionarme al mirar los ojos de algunos niños que hacía 2 años que no veía. He vuelto a llorar al ver las ganas de saber de esas miradas gigantes en esas caras pequeñas. Me he vuelto a extremecer al sentir ese cosquilleo en la tripa cuando caminaba de noche hacia casa y sentía Zaragoza dentro de mí.

Ay, Dios!!!! Zaragoza me entristece sobremanera y me encanta. Es un entristecer mágico.

Estoy en la facultad. En mi facultad. Una chica con una zapatilla de cada color está sentada junto a mí, en el ordenador de al lado. Muchas caras conocidas y muchísimas más, desconocidas. Mucho "qué pasa có", mucho acentico a final de palabra y sobre todo de frase... también aquí huele como siempre.

Me muero por volver.

jueves, 13 de mayo de 2010

estoy cansada

Tengo tanto trabajo ultimamente, que no paro de un lado para otro. Tengo que cancelar sesiones porque se me acumulan las reuniones y luego habre de recuperarlas, pero el dia solo tiene 24 horas y resulta algo dificil.

Tengo papeleo acumulado, aunque eso no es novedad, conque duermo una media de 5 horas por noche. Mi cansancio es tal que la piel se me antoja palida, como de cadaver y por si no fuera suficiente, me han salido ojeras en las ojeras. Una vez mas, me disculpo por la ausencia de tildes, el portatil me ha despojado de ellas. Este si que esta cansado, cualquier dia no se me enciende y tendre que hacerme con otro. Intel o Mac, o sea, Windows o apple? Quien me recomienda que?

domingo, 9 de mayo de 2010

HACIENDO AMIGOS

Me encontré en la terraza de un bar con un niño, acompañado POR sus padres. Ellos eran feos con ganas, Quevedo diría que, érase una fealdad superlativa, érase un feísmo infinito, muchísima fealdad, fealdad tan fiera que en la cara del Fary fuera delito.

Pues bien, el niño era guapísimo, me levanté, acerqué dispuesta a jugar con él y le dije a modo de saludo: "pero cómo puedes haber salido tan guapo!" Los progenitores me miraron con una mueca que no hizo sino ponderar aquella belleza distraida de la que eran poseedores.

Conque cerré el piquito, GLUC, tragué saliva y me senté en mi silla, de la que no debía haberme levantado

viernes, 7 de mayo de 2010

SONRÍE

Siempre me ha gustado conducir, aunque me gustaba más cuando no tenía edad para ello. Seamos sinceros, me gusta mucho hacerlo y no precisamente respetando las limitaciones de velocidad. Últimamente, además, conduzco durante más de 10 horas semanales, por lo que se me está empezando a antojar un poco coñazo. Así que en cuanto cojo mi muy amado coche, pienso en los km que me quedan por delante para llegar a mi destino, me empiezo a poner nerviosa y acelero... como buen conductor de primera que soy.

Hoy me he hecho una promesa al coger el coche "Oihana, hoy vas a respetar todas y cada una de las señales de tráfico". Todo iba bien, pues estaba yo muy concentrada respetando una y otra señal. Qué coñazo, he pensado después, pero he continuado con mi intención de cumplir mi promesa. Como decía iba muy concentrada. Me he concentrado tanto en la concentración que requería mi promesa, que se me ha olvidado el motivo por el cual debía permanecer atenta. En ese momento de debilidad, mi pie derecho se ha aliado con mi aburrimiento y fuuuuuuuuuu, he acelerado considerablemente. De repente mis ojos que miraban pero no veían han avistado un coche parado a lo lejos y al rato, un CLIC, SONRÍE! Ni qué decir tiene, que no me ha dado tiempo a sonreír para aparecer bien en el retrato, más bien llevaba yo cara de velocidad.

Y es que a la que es poco fotogénica, le llueven fotos por todos lados, qué mala gaita.

domingo, 2 de mayo de 2010

Amor

Hoy he amanecido amortajada en melancolía. No hay explicación, no hay más que decir, simplemente hoy es uno de esos días en los que me apetece leer este poema de Juan Ramón Jiménez.

De tanto caminar por los alcores
agrios de mi vivir cansado y lento,
mi desencadenado pie sangriento
no gusta ya de ir entre las flores.

¡Qué bien se casan estos campeadores:
el pie que vence y el entendimiento!
El recio corazón, ¡con qué contento
piensa en mayo, brotado de dolores!

Es ya el otoño, y en el yermo y puro
sendero de mi vida sin fragancia,
la hoja seca me dora la cabeza...

¡Amor, amor! ¡Qua abril se torna oscuro!
¡Que no cojo al verano su abundancia!
¡Que encuentro ya divina mi tristeza!

Ay, qué dolor.

Llevaba ya unos tres o cuatro días acordándome de este poema, vaticinando mi estado anímico de hoy, día de mi Madre.

Hoy toca ahogar los pulmones en Buonvino.

¡Ay! Qué dolor, qué dolor. Qué dolor tan doloroso.