viernes, 20 de noviembre de 2009

Paz efímera

El efímero vapor proveniente de las entrañas del Té rojo que hoy me he tomado, hacía bellísimas figuritas en el aire antes de desvanecerse. Me ha hecho pensar durante un rato, aunque alguien ha llegado entonces y ha empezado a hablarme de banalidades. Se esfumó, pues, mi momento. Pero antes de eso, me ha dado tiempo a pensar en que, éstas son las cosas de las que sabe disfrutar mi maestra, la joven, bella y soñadora Amelie. La sencillez de lo natural, las pequeñas cosas, los pequeños detalles, los pequeños regalos de la vida.